domingo, 12 de agosto de 2012

Perera indulta a "Calabrés" de Daniel Ruiz en Beziers


En quinto lugar saltó al ruedo "Calabrés", número 57, y que resultó extraordinario. Una máquina de embestir. Importantísimo fue el toro y superior estuvo Miguel Ángel Perera en una faena en la que toreó a placer frente a un animal incansable en sus embestidas. Clase, nobleza, fondo y codicia tuvo el toro de Daniel Ruiz y enfrente un torero en plenitud. Largura, templanza, mano baja en una faena de grandes emociones. Se pidió con fuerza el indulto, que fue concedido con todo merecimiento. Su primero fue un toro bueno, con calidad y buen fondo. Miguel Ángel Perera, que entró en sustitución de Enrique Ponce, supo sacar lo mejor del toro en una labor larga abierta con cinco pases sin emendarse. Muy ajustado el extremeño. Las tandas sobre ambos lados tuvieron gobierno, largura y templanza. Finalizó en terrenos comprometidos con circulares invertidos antes de rematar de una estocada entera.
Daniel Luque se aseguró la salida a hombros tras desorejar a un gran toro de Daniel Ruiz que hizo tercero, que empujó de verdad en el peto, metiendo riñones. El torero de Gerena realizó una faena completa, larga y de principio a fin ante un toro bravo, que tuvo duración, calidad y que embistió con codicia. Luque lo aprovechó, dejando la muleta siempre adelante, en tandas de mucho gusto, belleza y templanza. Al natural toreó largo y con la mano baja. Formó un lío en el final de faena con sus clásicas luquecinas y unos torerísmos muletazos con la pierna flexionada. Mató de una gran estocada. El que cerró plaza fue un toro deslucido ante el que Luque lo intentó por ambos pitones pero sin poder hilvanar faena.
Abrió plaza un toro noble y manejable de Daniel Ruiz, pero que se mostró protestón por el pitón derecho y reponía en exceso sobre el izquierdo. El Juli estuvo fácil, solvente y técnicamente perfecto en una faena rematada de estocada. El público pidió con fuerza la oreja que finalmente el palco no concedió. Su segundo tampoco le ayudó mucho. El toro tardeaba en su embestida pero cuando lo hacía, embestía humillado. A pesar del intento de Julián de ligar los muletazos, la faena careció de continuidad. Anduvo mal con la espada.
Beziers, domingo 12 de agosto de 2012. Toros de Daniel Ruiz. El segundo, bravo, muy bueno. El quinto, de nombre "Calabrés", número 57, de 527 kilos, nacido en 06/08 y de capa negra, indultado. EL JULI: Ovación con saludos tras fuerte petición y silencio;MIGUEL ÁNGEL PERERA: Oreja y dos orejas y rabo simbólico; DANIEL LUQUE: Dos orejas y silencio; Entrada: Lleno.